Aunque ambas son magníficas ciudades, no hay que confundir la Cuenca española con la ciudad de la que vamos a hablar a continuación. Esta urbe de Ecuador es popular por su amplia riqueza cultural y arquitectónico. Si quieres saber las diferentes rutas que puedes hacer, tanto a pie, como con cualquier otro transporte, no dudes en seguir leyendo, porque seguro que este artículo te resultará de ayuda.

paute-cuenca-09

Viajar a Ecuador puede suponer una gran experiencia, ya que nunca está de más conocer el mundo para comprender y valorar qué es lo que tenemos en nuestro país de origen. Vivir otros estilos de vida puede enriquecernos, no sólo intelectualmente, sino personalmente. Ecuador es uno de esos países de los que podemos aprender mucho, y disfrutar visitando sus numerosas obras arquitectónicas, además de pasarlo bien haciendo turismo. Sigue leyendo y descubre cómo.

Lugares que debes visitar

Su nombre original era Santa Ana de los Ríos de Cuenca, pero para acortarlo se dejó únicamente en la última palabra. La ciudad de Cuenca tiene numerosos lugares que puedes visitar, de ahí que sea una de las grandes ciudades del turismo. Además, una de sus partes más importantes, el casco histórico, fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO hace más de una década, en el año 1999. Así que repasemos los lugares más importantes de esta ciudad, para tener una idea de qué podemos visitar una vez estemos ahí.

En primer lugar, te recomendamos que visites la Iglesia o Catedral. Si te gusta la arquitectura, quedarás verdaderamente asombrado de esta construcción. Y si no sabes apreciarlo, también quedarás maravillado, puesto que su belleza es más que evidente. Puedes ir caminando o dando un paseo una mañana, pero más impresionante será durante las horas mágicas, especialmente la de la tarde. Cuando va oscureciendo, y las luces que iluminan este monumento se van encendiendo, ese  momento será mágico. Es algo impresionante, que no tiene nada que ver con la religión, así que da igual que fe estés profesando, que la belleza de un monumento así no entiende ni de religiones ni de política.

Vista_nocturna_de_la_Avenida_Solano_en_Cuenca,_Ecuador

Ya que has visitado este monumento, puedes aprovechar el paseo para dar una vuelta por el Centro histórico. Bien es cierto que todas las partes históricas de todas las ciudades tienen algo que engancha, pero concretamente el centro histórico de Ecuador tiene un encanto que no podríamos describir únicamente con palabras. De aquí destacan los restos arqueológicos de Pumapango, por ejemplo. También recuerda que este tipo de lugares tienen tanta historia como arte, por lo que un buen recuerdo para llevarse de aquí es algún objeto relacionado con la artesanía, o la orfebrería. Seguro que a tus amigos y conocidos les encanta.

Si quieres conocer otro punto de vista de la ciudad, no te puedes perder uno de los miradores más famosos de la ciudad. Estamos hablando del Mirador de Turi, que se trata de un campanario al que puedes subir prácticamente todos los días, eso sí, solo en determinadas horas. Al igual que la catedral, lo mejor es visitarlo en esa hora en la que confluye el día y la noche, porque obtendrás una vista panorámica de toda la ciudad, que será muy difícil de olvidar.

Y si ya crees haberlo visto todo y quieres alejarte del centro de la ciudad, a pocos kilómetros encontrarás un espacio natural, el Parque Nacional El Cajas, en el que destacan sus numerosos lagos, así como un paisaje natural en el que encontrarás una conexión con la naturaleza un tanto especial. Recuerda que si haces excursiones por este tipo de parajes, lo mejor es que te lleves calzado cómodo, para no sufrir demasiado con las caminatas.

Y si quieres saber más de Ecuador:

Etiquetas: , ,