En los últimos años, Montañita se ha consolidado como un destino por excelencia para la práctica del surf en Ecuador; allí, las olas del Océano Pacífico alcanzan hasta tres metros de altura. Además, la vida nocturna del pueblo atrae cada vez más a jóvenes y adultos de distintas nacionalidades, convirtiéndolo en un balneario multicultural único.

Si hay algo que caracteriza a Ecuador es la multiplicidad de escenarios naturales y propuestas turísticas para realizar. Y entre las opciones de sol y playa, Montañita tiene un rol sobresaliente: no sólo es el lugar elegido por las familias para pasar sus vacaciones, sino que también es destino de jóvenes y adultos atraídos por la vida nocturna del balneario, y por los amantes del surf, ya que allí las aguas del Pacífico alcanzan una altura privilegiada para la enseñanza y la práctica del deporte. Así, por ejemplo, en el mes de febrero se realiza un campeonato internacional de la disciplina del que participan sufistas de Australia y de Hawai, entre otros.
Es que Montañita combina playa y noche de manera original: los bares abiertos durante el día se transforman de noche en discotecas que reúnen a los miles de turistas en la zona; además, la música está presente siempre en el balneario, y en las calles se pueden apreciar las artesanías de la gente del lugar. En realidad, todo el pueblo es una verdadera artesanía: sus casas de madera, con colores y formas llamativas, sus comercios, su urbanística en general, le otorgan esa cualidad pintoresca única que invita a conocerlo.
Un poco más alejado del centro, el pueblo ofrece distintas propuestas para el relax y el descanso. Tal es la propuesta del Hotel Baja Montañita, en donde nos hospedamos durante nuestra estadía en el lugar. Con una inmejorable vista al Océano Pacífico y salida directa a sus playas, el complejo se ubica en la vía al Santuario de Olón de la llamada Ruta del Sol, en cercanías de la Isla de la Plata.
Desde las habitaciones de Baja Montañita se puede escuchar inconfundible el rugido del mar, un sonido natural impagable que acompaña cada una de las sesiones de masajes asiáticos, por ejemplo, que se ofrecen a los huéspedes del lugar; en el centro del complejo hay una pileta de aguas sumamente limpias, con reposeras para tomar sol, sombrillas, mesas, y todo lo necesario para pasar un excelente día.
Demás está decir que las playas en esa locación del Pacífico son de uso exclusivo de los huéspedes de Baja Montañita. Así, todo el escenario del complejo se combina perfectamente con una atención personalizada en el lugar que invita a los huéspedes a disfrutar de las maravillosas playas ecuatorianas en Montañita.

Fuente: Teleaire.com

Etiquetas: , , , , , , , , , ,